Con estos consejos no fallarás a la hora de elegir el casco adecuado

Con estos consejos no fallarás a la hora de elegir el casco adecuado

diciembre 22, 2020

La seguridad ante todo, y nada más práctico y necesario a la hora de rodar que un buen casco, equipado con la mejor tecnología y firmeza para protegerte frente a posibles accidentes.

Pero lo sabemos, a veces es complicado irse por una opción en específica o encontrar el casco ideal para tus necesidades, por esto, te entregaremos unos sencillos consejos que debes aplicar a la hora de ir a adquirir el tuyo.

Aunque sea historia vieja para los moteros apasionados, hay que recalcar la importancia de cuidar convenientemente los cascos y cambiarlos cada cierto tiempo para que mantengan sus cualidades intactas el día que nos haga falta que funcionen.

Añadido a esto, tener claro que a pesar de que varios cascos sean de la misma talla no implica necesariamente que sean iguales a la hora de ajustarse a la cabeza del piloto, por lo que hay que medírselo antes de comprarlo.

Dicho esto, vamos con 10 tips básicos que debes tener en cuenta antes de ir por tu casco nuevo:

1- Pregunta siempre por la fecha caducidad del casco, especialmente los fabricados en policarbonato que tienden a deteriorarse con el paso de los años.

Cualquier casco, al ser una especie de cáscara, si se cae o se golpea contra el suelo con la suficiente fuerza, puede agrietarse, con lo que perdería sus propiedades y habría que desecharlo.

2- El casco debe estar reglamentado. En Colombia están permitidas 3 normas para la certificación de los cascos: ECE 2205, DOT y NTC 4533. Puedes utilizar cualquier tipo de casco siempre que se encuentre certificado bajo una de estas 3 normas.

3- El tipo de casco adecuado. A pesar de que hay en el mercado distintos ejemplares, (casco jet, casco trial, casco multimodular, casco modular, casco integral…), los más seguros siempre son los cascos integrales ya que disponen de una estructura exterior más sólida y ofrecen mayor protección ante los impactos.

Los clásicos casos jet o jet con pantalla son más habituales en ciudades, pero ofrecen mucha menor protección y las lesiones en caso de accidente tienden a ser más graves.

 4- ¡NO COMPRES CASCOS DE SEGUNDA! No habrá nada de seguridad en ello. ¿Por qué? Un casco de segunda mano puede tener deterioros por golpes o accidentes que no sean visibles a primera vista pero que pondrán en peligro tu seguridad.

5- ¿Cuánto debe pesar el casco? Aunque pueda parecer que si hay mayor peso hay mayor protección, esto no es así. No hay que comprar cascos que excedan los 1.400 gr. Esto, debido a que, en caso de un gran impacto, a más peso del casco, más fuerza puede provocar daños internos.

6- Ten muy en cuenta el material con el que está elaborado el casco, debe ser uno lo suficientemente resistente. El nivel de seguridad de un casco viene determinado en gran medida por la composición de la calota, es decir, la superficie encargada de absorber el impacto en caso de sufrir un accidente.

De acuerdo con varios estudios, la estructura tricomposite de cascos formada por Kevlar, fibra de vidrio y fibra de carbono es la que mejor resultados ofrece. Los cascos de policarbonato suelen ser más económicos, pero también reportan peores comportamientos ante los impactos.

 

7- Elige un casco cómodo. Nada mejor que tener protección con algo que se adapte perfectamente a nuestra cabeza, nos da más seguridad y confort. Evita adquirir un casco que te resulte pesado, molesto o que no se ajuste bien a tu cabeza. Quizás esas molestias sean signo de que no es realmente el casco más seguro para ti. Pruébatelo tantas veces como creas necesarias para comprobarlo.

8- Casco antivaho para evitar que la pantalla se empañe. En las zonas muy húmedas o con oscilaciones térmicas muy grandes, es recomendable utilizar cascos que incluyan el sistema antivaho. El conocido como Pin-Lock es el más habitual y la mayoría de los cascos reglamentados están preparados para poder incluirlo.

9- Elige la talla de casco adecuada. Si bien puede que encuentres varias referencias de la misma talla que te llamen la atención, todos no te quedarán de la misma manera así que observa bien cuál de estos encaja mejor con tu cabeza.

Un truco para saber si es nuestra talla adecuada, es que los pómulos deben estar ceñidos. Además, con el uso prologando del casco, la parte mullida del interior cede y hay más espacio, algo a tener en cuenta para que en unas semanas nuestro casco no ‘baile’ y se pueda desprender con facilidad.

 

10- Elementos de seguridad del casco – correa. Es muy importante que el cierre del casco sea de doble anillo ya que es el sistema más seguro, según los estudios realizados. Sin embargo, los cierres micrométricos son mucho más cómodos, pero también más inseguros ante grandes golpes. 

No olvides elegir el casco que más se adapte a tu estilo de vida y necesidades, y claro, que te haga ver siempre con estilo.